Buscar
  • [estudio :: arquidea]

Coronavirus: ¿Cómo esta pandemia va a revolucionar nuestros baños?


Publicado en Houzz, por Rafael F. Bermejo. 8 de abril de 2020

https://www.houzz.es/revista/coronavirus-como-esta-pandemia-va-a-revolucionar-nuestros-banos-stsetivw-vs~133968833

Dos profesionales explican por qué el baño debería ser el próximo espacio de la casa en evolucionar y cómo va a hacerlo.


Hay espacios de la casa que han cambiado mucho a lo largo de los últimos años. La cocina, por ejemplo, ha colonizado el resto de la vivienda; el cuarto de estar ha pasado a ser un lugar de trabajo; e incluso en determinados tipos de viviendas, como los lofts, los dormitorios no existen como tal. La crisis del coronavirus incita a reflexionar sobre qué usos de la casa deberán modificarse y cómo evolucionarán nuestros hogares tras la COVID-19. En este caso, dos profesionales ahondan en cómo puede cambiar el baño, una estancia cuya distribución sigue siendo idéntica desde hace medio siglo.


“Este virus conllevará la revolución del cuarto de baño”, afirma el arquitecto Moisés Royo, fundador de Muka Arquitectura. La cocina ya se ha extendido por toda la casa y el cuarto de estar es hoy un espacio multifuncional, pero… ¿qué pasa con el cuarto de baño? “El cuarto de baño siempre se ha colocado donde hay menos luz natural en el vivienda, o donde menos estorba”, reflexiona Royo, que asegura que “debe desaparecer”, al menos tal y como lo hemos entendido a lo largo de los últimos cincuenta años. Separaremos el inodoro del resto del baño En opinión de Royo, el baño dejará de ser una habitación, una estancia más de la vivienda, “y el lavabo, el inodoro, la ducha y la bañera deberán separarse para ocupar diferentes partes de la casa”. En países como Suecia, por ejemplo, “en las casas que se construyen nuevas se suele instalar el inodoro fuera del baño”, afirma Sara Norrman, editora de Houzz Suecia. Sucede lo mismo en Japón, donde “lo normal en las casas es que la bañera y el inodoro estén separados”, cuenta Mamiko Nakano, editora de Houzz Japón. Javier Fernández, de Vireco –empresa afincada en Sevilla especializada en diseño y reformas de baños–, cree que “con el confinamiento se está viendo que si alguien en casa está contagiado, el uso del baño supone un problema”. Precisamente por eso, afirma que sería bueno separar el inodoro del resto del baño. “Evidentemente, todo depende del espacio disponible, pero lo ideal sería separar el inodoro y un pequeño lavamanos del resto de las piezas del baño, y dedicar otro espacio a ducha/bañera con un lavabo y, quizás, una zona de lavandería”. El lavamanos colonizará toda la casa Con la necesidad de lavarnos las manos de manera constante, el lavabo va a cobrar protagonismo e irá encontrando espacio en las casas integrado en las zonas comunes. “Vamos a redescubrir el lavamanos”, dice Royo, que incide en que “incluso su diseño cambiará y habrá que disponer varios en diferentes posiciones: en la entrada, en la zona comedor, cerca de los dormitorios…”.

Desterraremos el bidé En Japón, por ejemplo, no existen piezas como el bidé, que van incluidas en el propio inodoro. Sobre si es el momento de incorporar masivamente algo así en nuestros baños, Fernández no lo ve del todo claro, pero sí cree que “efectivamente, un inodoro-bidé limpia, refresca y da sensación de bienestar. De hecho, una de las piezas que montamos mucho en los baños es el AquaClean, de Geberit, que impresiona por sus funciones personalizables y que nuestros clientes agradecen”, dice. En definitiva, seguramente el inodoro se desvinculará de la ducha y la bañera y se integrará, por fin, en un único aparato que incluya las funciones del bidé, ahorrando así espacio. “Admitimos las lavadoras-secadora, hornos que son a la vez microondas, camas plegables…, pero ¡cuánto nos cuesta hacer desaparecer el bidé!”, dice Royo. ¿Cambiará nuestra forma de asearnos? Teniendo en cuenta que separar físicamente el inodoro de la bañera y la ducha es más higiénico que tenerlos juntos en el mismo espacio, y que de esa manera se separarán piezas más funcionales: inodoro y lavabo, de otras más enfocadas al bienestar y el relax, como ducha y bañera, puede que los baños cambien de distribución y que nuestra manera de asearnos también se modifique… hasta parecerse más a países como Japón. “A los japoneses nos gusta darnos un largo baño caliente en la bañera casi a diario. Los baños solo con ducha son bastante raros en nuestro país”, afirma la editora de Houzz Japón, que explica que, por lo general, hay un pequeño espacio junto a la bañera con una ducha para para lavarse antes. “Primero nos lavamos el cuerpo y después, una vez limpios, nos sumergimos en la bañera”, explica la editora de Houzz Japón.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo